Inicio Gastronomía Pescao adobao a la andaluza, la auténtica receta

Pescao adobao a la andaluza, la auténtica receta

36

La técnica del adobo de un pescado es muy conocida sobre todo en el litoral andaluz. Hoy desde nuestro portal os vamos a explicar cómo adobar como es debido un buen pescado. Y qué mejor que un buen cazón.

adobo

Preparación del adobo

Para el adobo, necesitaremos los ingredientes que os comentamos a continuación para 4 personas:

  • ½ kg de Cazón troceado, limpio de espinas, sangre y piel
  • 4 ajos machacados
  • Una pizca de orégano
  • Una cucharada de café de pimentón dulce
  • Un vaso de vinagre blanco
  • Un vaso de agua
  • Media cucharadita de café de comino molido
  • Cuatro hojas de Laurel
  • Sal gorda
  • Medio vaso de vino blanco

Para el rebozado

  • Harina Las Panaeras
  • Colorante
  • Aceite de oliva abundante (para freír)

adobo

Modo de preparación

Ya tenemos todos los ingredientes preparados, y la forma de hacer el adobo es lo más sencillo que puede haber. En un mortero mezclamos un poquito de aceite de oliva y los ajos, y lo añadimos al bol donde estará el cazón ya bien limpito. Acto seguido añadimos la sal, el pimentón, el orégano y el comino. Finalmente añadimos el vino blanco, el agua y finalmente, el vinagre.

La clave para que nos salga un buen cazón es el tiempo de espera. Cuanto más tiempo dejemos reposar, más rico estará el adobo. Nosotros lo solemos dejar 24 horas y sale un cazón que madre mía… Aunque se puede aprovechar el cazón adobado cuando llevemos ya 6 horas de reposo.

Una vez que termine el proceso, con un colador escurrimos el cazón y lo posamos sobre papel de cocinar para que absorba toda el agua. Preparamos la harina y añadimos un poco de colorante alimenticio, para que tenga ese colorcito tan característico.

Rebozamos muy bien el cazón y lo freímos en el aceite, que debe estar muy caliente. Una vez que están en su punto, sacamos de la freidora o sartén y las posamos sobre un papel.

Y punto, ya está hecho el cazón adobado. Aunque se tarde unas horas en macerar, el resultado es exquisito, y podrás hacerlo en casa si no te apetece bajar al chiringuito. ¿Conoces otras formas de hacer el adobo de un pescado? ¡Comenta con nosotros!